Zona Arqueologica Yaxchilan viajarpormexico

Zona arqueológica de Yaxchilán

Yaxchilán es zona arqueológica antigua de la Cultura Maya. Por ende, suele ser muy codiciada. Pero, son muy pocas las personas que saben todo acerca de ella. Por ello, te traemos este post muy completo para que te informes al máximo sobre Yaxchilán.

Otro de los lugares que tienes que conocer y leer al respecto es la zona arqueológica tajin, 100% recomendada da click en el enlace y lee mas sobre Tajin 🙂

TOP 3 de los mejores lugares de interés en Yaxchilán

Si estás buscando visitar la zona arqueológica Yaxchilán, te recomendamos ir a los siguientes lugares:

  • El laberinto: En este lugar cuenta con una gran historia que no puedes dejar pasar por alto. Su infraestructura también es muy bonita. Además, cuenta con diferentes niveles que ayudan a las personas a quitar el estrés y a pasar un momento de relajación y/o diversión. También se le conoce como el edificio 19.
  • El juego de la pelota: El reconocido edificio 14 es lo que debes visitar después del laberinto. Este lugar básicamente es una edificación que fue usada para divertirse realizando el juego de la pelota. Por ello, de ahí deriva su nombre. Te aseguramos que si vas a este lugar podrás empaparte de la mayor historia de esta zona arqueológica.
  • El templo rojo: El templo rojo o el edificio 6, es una de las construcciones más destacadas de toda esta zona arqueológica. No te puedes ir de esta maravillosa zona arqueológica sin visitar este magnífico templo.

Ubicación de la zona arqueológica Yaxchilán

Se encuentra ubicada en la orilla del Río Usumacinta. Aunque, hoy se denomina: “El estado de Chiapas”. Muchas personas dicen que es una aldea que se encuentra ubicada en la selva.

¿Cómo se puede llegar a la zona arqueológica Yaxchilán?

Para llegar a Yaxchilán se tiene que ir a través de Palenque, Chiapas, si se sigue el camino que se pavimentó en medio del año 2000, el cual conduce rumbo hacia el sureste, hasta llegar al poblado de Cháncala-Chiapas, aproximadamente a 40 kilómetros de distancia de la zona. Luego se prosigue por esta misma vía en dirección hacia la llamada Boca del Lacantún, para luego de unos 105 kilómetros llegar hasta alcanzar el crucero de Frontera Echeverría o Frontera Corozal, desde donde se desvía en dirección noreste hasta alcanzar, luego de 15 kilómetros más hasta una población que se encuentra en las orillas del río Usumacinta.

En Frontera Corozal y continuando con el curso del Río Usumacinta, luego de 30 kilómetros se desembarca en Yaxchilán. Una de las peculiaridades de esta zona arqueológica y que la hace diferente de casi todas las demás que se extienden por todo México es que únicamente se puede llegar por medio de una lancha con motor fuera de borda, surcando el río Usumacinta

Zona Arqueologica Yaxchilan viajarpormexico

Importancia cultural de la zona arqueológica Yaxchilán

Yaxchilán es un claro ejemplo del apogeo que tuvieron las ciudades mayas dentro del período Clásico Tardío. La importancia de Yaxchilán no radica únicamente en la hermosura de su arquitectura, sino también en sus 124 textos que se encuentran bien distribuidos a lo largo de 30 estelas, 21 altares, 7 inscripciones diversas y 59 dinteles, que fueron elaboradas a lo largo de este periodo. Los textos se encargan de narrar el establecimiento de conflictos bélicos o de alianzas, aunque fundamentalmente, estos monumentos cuentan con textos jeroglíficos y con representaciones de los protagonistas de los diferentes eventos, en especial de los gobernantes, entre los cuales se destacan Escudo Jaguar I, Pájaro Jaguar IV y Escudo Jaguar II.

Dentro del área nuclear del sitio hasta la fecha se han identificado un total de 120 edificios de diferentes funciones. Aproximadamente 50 edificios son los que en la actualidad se pueden visitar, estos distribuidos en tres conjuntos mayores, la Gran Acrópolis, la Gran Plaza y la Pequeña Acrópolis, los tres conjuntos se encuentran enlazados entre sí por medio de rampas, escalinatas y terrazas. La pequeña Acrópolis ocupa la parte más elevada del lugar.

Historia de la zona arqueológica Yaxchilán

Durante el Período Clásico Tardío, Yaxchilán se hizo su lugar como uno de los estados mayas más poderosos a través del curso del Usumacinta, teniendo a Piedras Negras como su rival fundamental. Estilos arquitectónicos dentro de los sitios subordinados de la región del Usumacinta muestran diferencias bastante claras, las cuales marcan un claro límite entre ambos reinos.

Yaxchilán fue un enorme centro, importante en medio del Período Clásico y con el poder dominante en lo que era la zona del Río Usumacinta. Desde la parte superior de la Estructura 33, el cual es uno de los edificios de mayor altura de la arqueología chiapaneca, se puede observar el serpenteante río Usumacinta y también una parte del Petén Guatemalteco.

Para los años 1871-1872, Rito Zetina, el cual hace la primera referencia en concreto sobre el sitio, la nombra bajo el nombre de Mench. En el año 1881, Edwin Rockstroh, el cual trabajaba para la Comisión de Límites entre Guatemala y México se refirió a ella con el nombre de Bol Mench. Posteriormente, Alfred P. Maudslay la llamó Menhé Tinamit (que significa ‘la ciudad de la selva joven’, un nombre poco apropiado, ya que se encuentra formado por una palabra náhuatl y otra maya; Charnay empleó el nombre de Lorillard, esto en honor a Piérre Lorillard, el cual proporcionó fondos para que se efectuara su expedición.

El monte alban es un lugar mágico, lee mas sobre el accediendo al enlace anterior.

Zona Arqueologica Yaxchilan viajarpormexico

Yaxchilán cuenta con sus orígenes en el Período Preclásico. Una enorme parte de lo que es conocido de la historia de esta ciudad en medio del Período Clásico es proveniente de los textos jeroglíficos que fueron hechos por los gobernantes en el Clásico Tardío, uno de los más relevantes en la Escalera Jeroglífica 1. Unas cuantas inscripciones retrospectivas parecen haber sido usadas para volver a escribir la historia dinástica de Yaxchilán antes del gobierno de Escudo Jaguar II, quien reinó desde el año 681 al 742, esto a petición de Pájaro Jaguar IV. La ciudad-estado luego creció hasta una capital regional y la dinastía se extendió hasta los comienzos del siglo IX.

Zona Arqueologica Yaxchilan viajarpormexico

En conclusión, si quieres ir a una maravillosa zona arqueológica, Yaxchilán es la ideal.

Zona Arqueológica de Palenque

Palenque es una de las zonas arqueológicas más bonitas en todo México.

En comparación con demás ciudades mayas, a esta se le considera de mediano tamaño. Mucho menor que Copán o Tikal, este destaca por su acervo escultórico y arquitectónico. El área descubierta hasta el año 2005, ya que abarca un total de 2,5 kilómetros. Aunque se estima que únicamente se ha explorado menos del 2% de la superficie total que la ciudad en algún momento abarcó, permaneciendo aún una cifra superior a las mil estructuras que cubre la selva.

En el año de 1981, a Palenque lo designaron como parque nacional. La Unesco la declaró como un Patrimonio de la Humanidad en 1987.

transporte público, sin embargo, este debe de caminar hasta la entrada del sitio.

TOP 3 de los mejores lugares de interés en el Palenque

El Palenque cuenta con grandes lugares de interés, entre ellos están:

  • La cascada: Este maravilloso lugar es muy poco conocido. Pero, los que lo visitan se quedan asombrados totalmente por el paraíso escondido que es. Si quieres pasarla tranquilamente con tu familia y/o amigos, puedes optar por ir a esta cascada. No son para nada peligrosas. Por ende, puedes ir con cualquiera de tu círculo familiar.
  • El parque nacional: Si eres un completo aventurero, puedes optar por viajar a este lugar de interés. Cuando estás allí sientes un poco de magia, ya que pareciera que estuvieras en la selva. Lo podrás visitar muchas veces y nunca querrás dejar de ir. Cuenta con muchas historias y leyendas.
  • Edificación en ruinas: Aunque visitándolo te puedes ensuciar, es un hermoso lugar que no puedes dejar de visitar. Cuenta con un fácil acceso y todo lo que hay allí es de gran exuberancia. Te recomendamos que vayas con un guía autorizado para que aprendas sobre él al máximo.

Te aseguramos que si vas a cualquiera de estos lugares de interés, podrás tener una experiencia increíble.

Ubicación de la zona arqueológica Palenque

Se ubica hacia el noreste del estado mexicano de Chiapas, aproximadamente a 290 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez (la cual es la capital de Chiapas) y también a 220 kilómetros de San Cristóbal de las Casas, próximo al río Usumacinta.

¿Cómo llegar a la zona arqueológica “El Palenque”?

Para llegar al “Palenque” se necesita tomar la Carretera Federal Nº 190 con dirección a Ocosingo y luego, la Carretera Federal Nº 199, que llega hasta el poblado de Palenque.

Desde allí sale un camino, el cual luego de siete kilómetros llega hasta la zona arqueológica. Por otro lado, se puede llegar a la misma a partir de Villahermosa-Tabasco, se puede tomar la Carretera Federal Nº 186, Escárcega-Campeche. Al llegar al kilómetro 114 se toma la desviación que lleva hacia el poblado de Palenque, por el cual se recorren aproximadamente 40 kilómetros de camino asfaltado.

El visitante puede llegar hasta el sitio a través de transporte público, sin embargo, este debe de caminar hasta la entrada del sitio.

Importancia cultural

Al igual que todas las ciudades mayas, el Clásico Palenque se relacionó con las demás por medio de redes comerciales de intercambio, además de alianzas entre variados grupos de gobernantes. El territorio se encontraba organizado a partir de la existencia de algunas ciudades estado, de las cuales sus centros fueron identificados gracias a la presencia del conocido glifo emblema, aunque la base de esta organización: las alianzas, la guerra y el intercambio, suponían una constante movilidad en la misma.

¿Qué se puede encontrar en el Palenque?

En el Palenque podrás encontrar muchas tiendas y centros comerciales para que puedas tener unas vacaciones inolvidables. Además, en esta maravillosa zona arqueológica de México podrás encontrar diversos paquetes de excursiones a parques y a zonas de restaurantes en medio de la selva, allí podrás conocer la gastronomía de esta zona arqueológica y relajarte al máximo.

Finalmente, esperamos que con este post te hayas podido informar al máximo sobre la zona arqueológica “el Palenque”. Te aseguramos que si vas a esta maravillosa zona arqueológica podrás tener una grata experiencia. Además, será inolvidable, ya que no existe otra zona arqueológica en México que cuente con lo que el Palenque tiene.

Historia de la zona arqueológica Palenque

La población se incrementó en el período Clásico temprano (desde los años 200-600) hasta llegar a formarse una ciudad, llegando a convertirse en la capital de la región de B’akaal (que también se traduce como ‘hueso’, que comprende la zona de Tabasco y Chiapas, durante el período Clásico Tardío (de los años 600-900). Las estructuras más antiguas que se han descubierto se construyeron aproximadamente en el año 600. B’akaal fue un importante centro de la civilización maya en los siglos V y IX, en los cuales alternó entre épocas de gloria y también de catástrofe, de alianza y de guerras también.

La ciudad estaba abandonada cuando se dio la Conquista de México durante el siglo XVI. La primera visita de un europeo en Palenque fue la que hizo fray Pedro Lorenzo de la Nada en el año de 1567. En ese entonces, la región fue conocida como Otolum o ‘Tierra de Casas Fuertes’ por el pueblo chol; por lo que De la Nada lo tradujo como ‘Palenque’ (una palabra que provenía del catalán palenc) y que significa ‘fortificación’ y demás cosas.

Palenque en la historia moderna

Se fundó la comunidad de Santo Domingo de Palenque en los alrededores de la zona arqueológica hacia el siglo XVII. A pesar de esto, no existe ningún registro de que se le hubiera prestado cualquier clase de atención a la ciudad abandonada, no hasta el año de 1773, año en el cual Ramón de Ordóñez visitó el lugar, reportando su visita al Capitán General de Guatemala. En consecuencia se hizo una segunda visita durante el siguiente año, la que determinó que las ruinas contaban con un alto interés, por lo cual dos años luego, el arquitecto y explorador Antonio Bernasconi fue enviado para que detallara dicho lugar, en compañía de un contingente militar, que se encontraba encabezado por Antonio del Río, un coronel.